miércoles, 28 de enero de 2009

Recuerdos de la perla



El joyero ha escrito. Ha descrito.
Vamos a ver, es como si dijera, esos pliegues por los que has andado jugando, los mismos que recortaste y en otras oportunidades tejiste, esos mismos. Vamos a ver, es como si lo escuchara, cómo se hace con la mixtura de la madeja negra y lo suelto; con lo que tratas de corregir, con lo que intentas cortar.
Hubo una vez frente a un foco, que la perla tomó parte de su cabello, ya corto, ya corregido y lo re-cortó. Levantó los brazos, arqueó formas: cortó. Produjo un chirrido la tijera de la perla. Un chirrido que aglutinaba mechas oscuras, mechas engominadas, al servicio de la belleza y la norma. Ya verán, dijo ella, ya verán cómo no me importa esto. Ya verán cuando ande por ahí con el casco revuelto, ya verán. Porque para la perla todo es así. Todo se refiere a sí misma, a su bestia interna, a esos modos, esos modelos que inventa para lucirse.

Durante el ciclo "Autores de noche: procesos escriturales en vivo", la autora realizó el 27 de mayo del 2008, la performance literaria Estado de sitio. Meses más tarde, el escritor Felipe Becerra Calderón, la rememora y examina a través del texto "Estado de sitio/ estado de excepción".
Visiten el siguiente link:

1 comentario:

ELEMENTO - URBANO dijo...

que lindo Paula...Me encanta La Perla. Muchos besos y un abrazo muy apretaito jajaja.