viernes, 21 de diciembre de 2007

recuerdos de alemania


de vuelta en chile, hace más de un mes. envuelta en esta ciudad que amo. fui a europa. fui a una parte de europa. y me quedo con chile, absolutamente. es cierto que allá es todo tan organizado. es cierto que da gusto caminar y caminar, con una luminosidad distinta, con tardes que parecen mañanas y viceversa. y ese mismo trastorno climático, me hizo repetir situaciones de este año bestial que está terminando ya. y cuando se me revolvían las luces, los atardeceres a las cinco de la tarde, el frío horrible tipo agosto que se sufre en este lado del planeta, de verdad se me venía el fantasma de lo vivido acá. pero luego pensaba en chile, en santiago cubierto de smog y con su sol de noviembre y volvía. volvía a sentir que ya había pasado, que ahora debía recomenzar.
el objetivo de mi viaje se cumplió. las performances en berlín, leipzig y hamburg me dejaron satisfecha. y por otra parte, el viaje dejó una huella profunda en mí, en mi manera de ver las cosas cotidianas. no me separé un segundo de chile. varios de mis amigos me pidieron que me desconectara de santiago, de la patria, pero no pude. sin embargo este no poder, fue consciente y voluntario, porque así lo quise. me sentí más unida a chile que nunca. y eso que había temido no querer regresar. y eso que me fui con un pie en el umbral de mi enfermedad del ánimo, esa que no me deja y persiste con su sombra en los rincones de mí misma.
fue tan bello el viaje. junto a héctor caminamos mucho, conversamos, nos reímos tanto. éramos los dos pelusas chilenos, de la misma manera que nos comportábamos cuando recién lo conocí. este viaje nos acercó mucho más. incluso podría decir que superamos cualquier amistad que se cuenta con años y meses y días. podría incluso decir que desde este viaje nuestra amistad ya no es la misma, es puro amor. nunca me dejó sola. yo tampoco lo dejé a él. y no fue porque no había nadie más con quien salir o juntarse, ésa también fue una desición. comiendo pasteles por la calle, hablando a puros garabatos y riéndonos hasta pensar que estábamos tan felices, tan bien juntos. o cuando discutíamos por algo tonto, cuando comprábamos cosas juntos, conversando en el tren desde hamburg a heidelberg, durmiendo juntos en heidelberg, viendo películas soft porn, bueno, más porn que soft, por la tv abierta, puras imágenes, y de soundtrack los doblajes al alemán. en ese momento era cuando más me reía de la misoginia de héctor, o comentábamos las poses, los gemidos, los cuerpos europeos. o cuando nos desorientamos, según héctor, porque yo me sentía perdida, en hamburg y caminábamos sin rumbo hacia el mar luego hacia el centro y ya no dábamos más de cansancio. o cuando la noche en hamburg nos llevó de bar en bar, pasando por el de nuestra amiga la trans, que en su wurlitzer tenía a myriam hernández y con héctor cantábamos el hombre que yo amo, pasando por la vieja zorra de los golpeaditos de vodka con jugo seco a un euro, hasta terminar en un bar tipo disco bailando the cardigans y the breeders junto a nuestro anfitrión, paul hoffman, el único alemán que se atrevió con nosotros. o cuando en un atardecer en heidelberg vimos la ceremonia de unos niños que caminaban con unas lamparitas de papel con una vela dentro. y cantaban canciones que no entendíamos, pero también fuimos parte de esos niños, porque quizás éramos nosotros mismos.
me siento mejor ya. ya no estoy en la enfermedad. me traje bellos recuerdos de lalo barrubia cantando en su performance, de jessica freudenthal con sus poemas chinescos, de paúl puma con su pato donald con sida, de rike bolte caminando furibunda por leipzig después de discutir con timo, con el cabello rojo hirviendo de rabia, del mismo timo berger tomando fotografías y diciéndo che loco, a la usanza argentina, de angelica freitas leyendo dulcemente su poema rilke shake, de ricardo domeneck cuando me preguntó si tenía novio y le dije que sí, de carsten con su té con sabor a frutos del bosque, del busesito hippie, del castillo en postdam, de los cisnes, de una niña caminando junto a su padre por la calle y con una hoja gigante de un árbol alemán en pleno otoño...
beautiful memories. sólo eso se me ocurre, sólo eso podría decir. o quizás agregar la alegría que sentí cuando pisamos tierra chilena, porque los vería a todos mis amigos, porque felipe me estaba esperando, porque con mi familia nos mandábamos mails hermosos, porque me extrañaba mi hermana, porque acá en santiago se pasa mejor.
***
(elegí la fotografía de la dietrich porque así me sentí cuando regresé.
liberada. bella.
pero aún con un hálito de fatalidad, que nunca falta, que siempre sobra para la diva dramática que llevo dentro, esa que de pronto aparece, pero que no soy yo.
el punctum está en su mano enguantada, la misma que tomé de referencia para mi performance en berlin, con los guantes negros enfundando los brazos, con el corsé morado, del mismo color con el que desde acá partió mi corazón ).
***
fotografías de germany en: http://www.flickr.com/photos/poses

5 comentarios:

ELEMENTO - URBANO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ELEMENTO - URBANO dijo...

Paula.
Gracias por crear libertad. Por dejar ser y no ser y ambas al mismo tiempo y ninguna.Tán auténtica.
Humildemente soberbia.
Te deseo una Navidad llena de amor y cariños junto a tu familia,Felipe y gente querida.
Besos a ambos.
Your dandy!

Mancha dijo...

manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas
manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas
manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas
manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas manchas

Mancha dijo...

h.h te adoro, en verdad eres muy bueno. Lo acepto todo, mi poesía es verborraica, satanica, homicida, del siglo XII, tiene una muela picada y mucha penicilina, es lastimera, ritmica y consonante... es estupida, cuadrapléjica y puta madre... Hey h.h.. eres casi como un dios redentor que brilla aureo sobre mi calva madre.. hey realmente me excitó tu comentario sobre mi poesía.. gracias gracias gracias gracia gracias gracias gracias gracia gracias gracias gracias gracia gracias gracias gracias gracia gracias gracias gracias gracia gracias gracias gracias gracia ..........................

hey, h.h me intima tu grandeza, opaca nuestra diatriba socialista comunista poetico artistica, cuya gran altura solo se mide por los amigos, porque eso somos, no?-- somos personitas amistosas llenas de ternura, es más, somos los pitufos.. somos una orgía azul con llameantes tonos de pedestales aureos... la poesía es como el hip hop, no?.. por eso lo de h.h.. y todo el discurso de contrabando contra el bando en contra, o como sea, es un movimiento de tops.. hey, yo soy el top 1, tú eres el top 1000, estas a full man... y asi rapeamos.. contra todos.. por cierto, qué mal poema y panfletariamente discolo ese de los estupidos ahora son mis amigos, que mal que se resuelve de esa forma, en verdad podría ser un poema, si no estuviera ya publicado, apenas parece un bosquejo de poema.. Tu espíritu hiphopero tal vez te nubla ese sentido real de la poesía, por dios, la poesía no es un veneno de negros.. la poesía está radicalmente en mi pene maduro.. porque es un lunar manchistico.. la poesía tuya no es más que un bosquejo de lo que pudo ser, si no te hubieran atropellado y te hubieras vuelto rico.. Espero tu libro número 1000 pronto, tal vez seas el proximo Código Da Vinci, con su código suculento y espasmódico....



SALUDOS SALUDOS SALUDOS SALUDOS SALUDOS SALUDOS SALUDOS SALUDOS SALUDOS

aqui la mancha
aquí

mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha mancha

MANCHA dijo...

mancha saludos mancha saludos...

saludos a la ilabaca de chile del chile de chile de la gran cometa encendida que es chile...

saludos a la poeta paula ilabaca desde el humero de la sangre en que nadamos muy hondo las manchas...

mancha paula ilabaca mancha porque se le quiere...
y entonces contesta:

son las diez treinta y ocho.

temperatura veintiocho grados..

entonces, solo manchas nos lanza con su voz contralta.. una cruz superficial de las buenas casas... con leche de montes vastos... la paula ilabaca una flor de los espasmos...

salute de la mancha